Cómo elegir el aire acondicionado adecuado para cada hogar

Valora este artículo
(0 votos)

Trane, líder mundial en climatización de ambientes, presenta una serie de consejos para tener en cuenta a la hora de acondicionar cada hogar usando los equipos en forma adecuada y responsable.

En los últimos años el cambio climático ha provocado que el calor se intensifique durante el verano, por lo que es necesario contar con un aire acondicionado para mejorar el confort en los hogares. Por este motivo hay que considerar varios aspectos para elegir un sistema de aire:

La salud de la familia: de acuerdo con la Organización Mundial de la alergia, actualmente entre el 30% y el 40% de la población tiene alguna enfermedad alérgica. Durante los últimos 10 años, estos tipos de enfermedades se han incrementado principalmente en los niños. Ante esta situación, el mercado ofrece sistemas de filtración de aire que eliminan hasta el 99.98% de partículas nocivas.

La importancia de la cantidad de energía que utilice el sistema es otro aspecto que también debe observarse, sobre todo para ayudar al cuidado del medio ambiente y a la vez, lograr ahorros en el consumo de electricidad y agua, lo cual conlleva a ahorros en la economía.

El tamaño es otro detalle muy importante al seleccionar un sistema de aire acondicionado, porque uno que sea demasiado grande enfriará o calentará el ambiente rápidamente pero no necesariamente le ofrecerá el confort deseado, esto se debe a que el sistema saturará el termostato mucho antes de haber podido remover la suficiente cantidad de humedad del aire, resultando por consiguiente en una temporada de verano más húmeda de lo normal. Además, los ciclos cortos de la unidad (encendidos y paros frecuentes) tenderán a acortar la vida de su equipo y a aumentar los cargos por el uso de la calefacción y el enfriamiento.

Para lograr mayor confort en un espacio interior se ha creado sistemas de Mini Splits - es un pequeño sistema de secreción interna que tiene dos componentes principales: la unidad de condensador, que se encuentra en el exterior de la residencia y la unidad interior o evaporador- y Multi Splits - es un sistema que permite múltiples unidades interiores que pueden ser operadas individual o simultáneamente de acuerdo con las necesidades del usuario, desarrollados con alta tecnología- lo cual demuestra durabilidad y confiabilidad en su desempeño.

Aunque parece fácil, elegir un sistema de aire acondicionado no es lo más sencillo, sobre todo, ahora que hay tantas opciones en el mercado.

Consejos para climatizar tu hogar

1. Fijar el termostato del equipo en no menos de 25°C. Los expertos calculan que por cada grado que se baje en el termostato, el consumo aumenta casi un 10%.

2. Hay personas que prefieren dormir tapadas en pleno verano, colocando el termostato a muy baja temperatura. En la actualidad, la mayoría de los equipos cuentan con la función “sleep” (dormir), que sube la temperatura a mantener por el equipo a medida que transcurre la noche. Al acostarse, el cuerpo debe perder el calor que produce durante el día en plena actividad y paulatinamente su temperatura baja hasta llegar al “metabolismo basal” (mínima temperatura corporal durante el descanso). Esta particularidad hace que la temperatura del ambiente pueda aumentarse con el transcurso de la noche, sin perder confort y sin necesidad del uso de colchas o frazadas.

3. Aunque se coloque el termostato al mínimo al encender el equipo, el enfriamiento no se producirá más rápido. Aún más, es posible olvidar que se puso tan bajo hasta que se sienta el frío en el ambiente y el desperdicio innecesario de energía ya sea irremediable. Muchos equipos cuentan con la función “power” que aumenta la velocidad del ventilador para enfriamiento rápido pero que automáticamente se desconecta transcurrido un lapso de tiempo.

4. Cuando se utiliza el aire acondicionado, el aire en el exterior de la habitación estará seguramente más caliente y húmedo. Se recomienda cerrar las puertas, para que el aire fresco no se desperdicie en pasillos o habitaciones que no se usan, y cuidar que las ventanas estén bien cerradas para que el aire caliente no entre.

5. Es importante usar “trucos” que no consumen energía para mantener la sensación de frescura, como mantener las habitaciones en penumbras. En efecto, las persianas bajas y en menor medida las cortinas gruesas no dejan pasar el calor del sol y evitan que se caliente la casa, disminuyendo la utilización de los equipos de acondicionamiento del aire.

6. Aproximadamente hasta las nueve, las mañanas son frescas. Es el momento de ventilar las habitaciones, abriendo las ventanas y dejando que entre el aire. Si lo hace más tarde, no solo se desperdicia el enfriamiento matutino natural si no que se calentará la casa para luego gastar más energía al tener que enfriarla.

7. El mantenimiento de los equipos aumenta su vida útil y también favorece el ahorro de energía. Se aconseja la correcta limpieza de los filtros de aire periódicamente y la serpentina exterior una vez al año, antes de que comience la temporada más cálida.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.