Secciones

    Mercedes-Benz Argentina desarrolló una jornada de voluntariado con operarios de la planta de Mercedes-Benz Charleston, EE.UU

    Valora este artículo
    (0 votos)

    Un grupo de operarios de la planta de Mercedes-Benz Charleston, Carolina del Sur, EE.UU, visitó Argentina para recibir capacitación en soldaduras y colaboró en una jornada de voluntariado en la comunidad de Virrey del Pino

    La Responsabilidad Social en Mercedes-Benz es un gran pilar que contribuye al desarrollo local a través de cuatro ejes: Educación, Compromiso con la Comunidad, Voluntariado Corporativo y Gestión Sustentable. En este caso, el Compromiso con la Comunidad fue el eje protagonista.

    Un grupo de operarios de la planta de Mercedes-Benz Charleston, EE.UU, visitó Argentina para capacitarse en soldaduras y desarrollar similares procesos en la planta de Mercedes-Benz ubicada en Carolina del Sur. En Argentina, el 95% de la construcción de las Vans es manual. Es por esto, que en nuestro país se encuentran los mejores soldadores del mundo y es un ejemplo en materia de calidad en la producción de sus vehículos. En el resto de las plantas alrededor del mundo, esta tarea está totalmente robotizada y ya casi no existen soldadores manuales. Esta característica hizo que Mercedes-Benz sea la primera empresa en Argentina en exportar a Estados Unidos.

    Además de la capacitación en cuestiones logísticas y técnicas, aprovechando su paso por el Centro Industrial Juan Manuel Fangio, el grupo de operarios de Charleston colaboró en una jornada de voluntariado junto a “Joven Levántate”, una ONG ubicada en la comunidad de Virrey del Pino donde se encuentra la planta de Mercedes-Benz Argentina. Los principales proyectos de esta ONG se centran en mejorar la situación de las personas que viven en Virrey del Pino. Para lograrlo, ofrecen capacitaciónes en construcción y otros oficios con el objetivo de que las personas aprendan a construir y luego puedan obtener una salida laboral y se inserten en la sociedad.

    En esta oportunidad, la actividad de voluntariado consistió en construir las paredes y el contrapiso de una casa para una familia que no tiene hogar. “Poder colaborar con la construcción de un hogar para alguien que realmente lo necesita es algo que no tiene precio. Es la primera vez en toda mi vida que hago una actividad de este estilo y no tengo palabras para expresar lo que siento.” cuenta Nathaniel Dalton, leader del equipo de operarios de la planta de Mercedes-Benz Charleston.

    A través de estas actividades de voluntariado, Mercedes-Benz Argentina demuestra de manera continua el compromiso que tiene con la sociedad y su posición como empresa Socialmente Responsable. “Así como las piedras, el agua y el cemento se mezclaron de manera perfecta para formar el cemento que permitió construir las paredes de esta casa, hoy dos culturas se unieron con un único objetivo: ayudar a quienes más lo necesitan.”, expresó emocionado Dalton.

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.