Alfa Romeo celebró su 107 aniversario

Rate this item
(0 votes)

 Alfa Romeo festejó su 107 aniversario. La marca se fundó el 24 de junio de 1910 cuando un grupo de emprendedores se hicieron cargo de la filial italiana de la marca francesa Darracq y crearon la Anónima Lombarda Fabbrica Automobili (ALFA) en los talleres ubicados en el Portello, en las cercanías de Milán.

Mucho tiempo pasó desde entonces; en todos estos años, Alfa Romeo se convirtió en un sinónimo de pasión, velocidad y estilo italiano, cosechando legendarios triunfos en las pistas y los galardones más apreciados del mundo para sus autos de serie.

Como parte de los festejos 60 propietarios del Alfa Romeo 4C se reunieron en Módena para visitar la fábrica y disfrutar de dos días de velocidad en el circuito de Varano de' Melegari.

En tanto, el centro de las celebraciones fue el "Museo Storico di Arese - La macchina del tempo" que abrió sus puertas a todos los entusiastas que pudieron asistir a una serie de eventos especiales. Ese museo exhibe los modelos más importantes de la colección histórica de Alfa Romeo rememorando sus hazañas deportivas, y mostrando los vehículos que por tecnología y estilo marcaron la vanguardia de cada década.

También como parte de las celebraciones, los diseñadores del Centro Stilo, recrearán en directo las nuevas líneas del 164, vehículo que cumple 30 años de su lanzamiento.

Alfa Romeo se inspira en el pasado para proyectarse al futuro. Siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías en más de un siglo de vida, Alfa Romeo mantiene inalterable el ADN que la caracteriza y la hace única: deportividad superior, máximas prestaciones y estilo italiano.

El Museo Storico di Arese
Museo Storico di Arese, La macchina del tempo, simboliza la historia de la empresa. Los 69 modelos expuestos se han elegido por su importancia no sólo en la evolución de la marca, sino también en la historia del automóvil.

Entre otros modelos, los visitantes pueden disfrutar del primer vehículo A.L.F.A., el 24 CV; los legendarios ganadores de las Mille Miglia como el 6C 1750 Gran Sport pilotado por Tazio Nuvolari; los 8C carrozados por Touring; el Gran Premio 159 "Alfetta 159" campeón del mundo de Fórmula 1 con Juan Manuel Fangio, el Giulietta, vehículo emblemático de los años cincuenta, y el 33 TT 12.

La esencia de la marca se ha condensado en tres principios: "Timeline", que representa la continuidad industrial; "Belleza", que reúne estilo y diseño; y "Velocidad", síntesis de tecnología y ligereza. A cada uno de los principios le corresponde una planta del Museo. De este modo, todos los visitantes pueden disfrutar de una visión completa de la evolución de la marca, del diseño y de las grandes victorias obtenidas por Alfa Romeo.